Pajareando en la Escuela Normal para Educadoras

Dendroica coronata o Chipe Coronado.

En estos días hemos andado pajareando en la Escuela Normal para Educadoras (ENE) “Profr. Serafín Contreras Manzo”.

¿Qué es eso de pajarear?

Pajarear es simplemente ir a algún sitio a observar aves. En estas salidas, normalmente, registras a las aves observadas o escuchadas y, dado el caso, se utilizan guías de campo para ayudar a su identificación.

Explicado lo anterior, les cuento que  entre las aves más abundantes (tal vez la más abundante en el momento que escribo) está el Chipe coronado o como le llamamos los biólogos Dendroica coronata (en inglés su nombre es Yellow-rumped Warbler). Con sus aproximadamente 12 gramos de peso, sorprende a más de uno cuando se enteran que han viajado desde su hogar en Canadá y Estados Unidos para pasar el invierno en el centro de México, en Michoacán, en Morelia y, en específico, en la ENE. Al igual que unas 200 especies de aves, D. coronata viaja cada otoño a nuestro país buscando alimento.

Una Dendroica coronata nos enseña su rabadilla amarilla en la ENE.

Una Dendroica coronata nos enseña su rabadilla amarilla en la ENE.

Es un pajarito con la rabadilla amarilla (la rabadilla es la parte baja de la espalda), que por lo demás tiene presentaciones variadas pues presenta plumaje rayado café y blanco en el pecho y los costados. También hay una presentación, mi favorita, con el pecho con manchas negras que contrastan con la garganta y corona amarillas.

Como casi todos los miembros de su familia (los parúlidos o chipes)  son aves muy inquietas, en constante movimiento, buscando alimento en posiciones de gimnasta. Les encanta estar trepadas en los árboles, de hecho es de ese hábito de donde viene parte de su nombre científico, Dendroica que significa que habita entre los árboles (dendron significa árbol y oikein habitar). Me hipnotizan cuando tengo la fortuna de encontrármelas. Puedo pasar un buen rato con los binoculares (40 x 8 son los que yo uso) pegados a mis ojos.

Conchuela del eucalipto.

Un dato interesante que registré fue que las dendroicas que vi estaban comiendo a la conchuela del eucalipto (Glycaspis brimblecombei). La conchuela es un parásito de los eucaliptos por lo que las dendroicas, junto con otras especies que vi por ahí, están proporcionando un servicio de control de plagas.

¡Bien por ellas!

Les aviso que salgan a los parques, a su patio o a algún sitio arbolado a buscar  y a apreciar estas coronadas aves porque muy pronto van a empezar a irse hacia sus sitios de anidación.

Saludos

Adrián

Enlaces de interés

Yellow-rumped Warbler lifehistory

Neotropical Bird Basics 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s