Día de Darwin

Darwin y sus gorriones en un timbre postal.

Llega febrero y una vez más regresa Darwin a nuestra cabeza y pensamientos (de la Mantis y míos).

El 12 de febrero se celebra un aniversario más del nacimiento de Charles Robert Darwin y el Día de Darwin.

Rebuscando (¿existe esa palabra?) entre mis archivos encontré una foto que incluyo en esta nota. La foto la tomé en la Academia de Ciencias de California, y en ella se observa una bandeja con ejemplares disecados de las 13 especies de gorriones (familia Fringillidae) que Darwin colectó durante su visita a las islas Galápagos en 1835 y cuyas características ayudaron, en parte, a la formulación de la teoría de la evolución.

Gorrriones de Darwin en la Academia de Ciencias de California.

Gorrriones de Darwin en la Academia de Ciencias de California.

Mi encuentro con estos ejemplares fue cerrar un círculo que empezó en la Facultad de Ciencias donde estudié Biología. Aburrido y somnoliento, escuchaba mi clase de Evolución sobre las maravillas que Darwin hizo. En aquella época creo que aún no estaba preparado para valorar las ideas de Darwin. Pasados los años, trabajando con aves, asombrándome con su diversidad, conociendo plantas de distintos ecosistemas y asomándome de manera regular a los microscopios puedo ver el resultado del trabajo de la evolución. Cuando nuestra anfitriona en la Academia de Ciencias de California abrió el gabinete donde reposaban estas aves fue como si Darwin hubiera pasado por ahí. No habló, ni me dijo nada, pero fue como si pusiera la última pieza del rompecabezas para que yo la pusiera.

Stephen Jay Gould en su aparición en el show televisivo “Los Simpsons”

Desde esa experiencia sigo buscando recoger información que me permita ampliar el círculo cerrado. En la búsqueda me topé con Stephen Jay Gould, paleontólogo especializado en caracoles terrestres y divulgador científico incansable. “El pulgar del panda” fue su primer libro que cayó en mis manos. En él nos cuenta, entre otras cosas, la historia evolutiva del “pulgar” extranumerario de los pandas gigantes chinos (Ailuropoda melanoleuca) que tienen 6 dedos en sus patas delanteras. Desde ese libro han caído en mis manos “Ocho cerditos” y “La sonrisa del flamingo”, entre otros libros. “Burgess Shale: Una vida maravillosa” es un favorito personal que relata la historia del descubrimiento, interpretación y reinterpretación del depósito de fósiles de invertebrados de Burgess Shale en la Columbia Britanica canadiense. Gould fue un escritor prolífico, escribió más de 20 libros de divulgación teniendo como eje central la Historia Natural y la Teoría Evolutiva.

Por lo anterior, mi invitación es que tomemos el reto de comprender los alcances de la teoría de la evolución de Darwin por medio de la mano amable de Stephen Jay Gould y sus escritos. Espero que no se arrepientan.

Otra forma de recordar a Darwin en su día podría ser salir a algún bosque o parque cercano y admirar el trabajo de la evolución en cada uno de los seres vivos que nos encontremos, porque cada encino (Quercus), cada libélula (Odonata), cada zanate (Quiscalus mexicanus) es el resumen de millones de años de evolución.

Para los que les gusta armar cosas les dejo el archivo pdf para imprimir y armar un Charles Darwin de papel (hecho por Atila – Rainha Vermelha Blog). Tal vez podría ser una actividad de cierre después de discutir la obra de Darwin.

darwin

Darwin de papel (da click sobre la imagen para obtener el archivo pdf).

 

 

¡Feliz Día de Darwin!

Adrián y La mantis comunicadora

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s