Habitantes del humedal que no conocías

Hola bloglectores,

Las libélulas y caballitos del diablo tienen larvas acuáticas.

El  2 de febrero fue el Día Mundial de los Humedales, por lo que se me ocurrió que sería interesante presentarles unos cuantos seres vivos que habitan estos importantes sitios y que son desconocidos para la mayoría de la gente.

¿Por qué son desconocidos? preguntarán algunos, pues porque son organismos muy pequeños, algunos hasta microscópicos, con colores poco llamativos como el gris o café y que viven ocultos debajo del sustrato o agarrados de rocas o plantas esperando el momento de buscar alimento.

Primero una definición.

La primera vez que visité el Lago de Xochimilco fue cuando era un estudiante imberbe de Biología. Mis compañeros y yo teníamos la misión de capturar algunas planarias (Turbelarios del grupo de los Platelmintos) para alguna clase que no recuerdo.

En ese momento no sabía que estábamos incursionando en un humedal, lo único que nos interesaba era capturar a las planarias e irnos a comer unas quesadillas. Para que no les ocurra lo mismo que a mí, me puse a revisar  lo que dice la Convención de Ramsar acerca de estos ecosistemas y resumiendo tenemos que los humedales son superficies cubiertas de agua dulce, salobre o salada, que tienen un origen natural o artificial (p.ej. una presa), permanentes o temporales y cuya agua puede estar estancada o fluir libremente.

Ejemplos de humedales famosos en México son el Lago de Pátzcuaro (Michoacán), los Pantanos de Centla (Tabasco), la Laguna de Meztitlán (Hidalgo) y la Presa Jalpan (Querétaro).

Los camarones juveniles encuentran refugio en los humedales.

Uno de los servicios ecosistémicos que los humedales brindan son el de guardería. Esto es debido a que se pueden encontrar una gran cantidad de etapas larvales o juveniles de diferentes especies como los camarones, peces, reptiles (tortugas y cocodrilos) e insectos.

También son hogar de los mangles, el papiro, el tule y el lirio acuático que son plantas adaptadas a las condiciones particulares de cada humedal.  

Habitantes desconocidos del humedal.

Los seres vivos que presentaremos habitan diferentes humedales y son componentes de las redes tróficas de estos ecosistemas.

Ninfa acuática de libélula.

1. La ninfa de libélula. Un hecho poco conocido por los no biólogos es que las libélulas y caballitos del diablo pasan una parte de su vida dentro del agua. La larva de  los Odonata es un depredador temible de los humedales alimentándose de presas como  larvas de mosquito y pequeñas lombrices; incluso puede devorar renacuajos y pequeños peces. 

El escorpión de agua utiliza el sifón trasero para respirar.

2. Insecto palo acuático o escorpión de agua. Son insectos hemípteros (familiares de las chinches, pulgones y cigarras) que presentan un par de  patas delanteras muy desarrolladas con las que atrapa a sus presas para después inyectarles una saliva que digiere el interior de la presa. Una característica notable de estos insectos es que respiran por un tubo o sifón ubicado en la parte de atrás de su cuerpo. Este sifón funciona como un “snorkel” tomando aire directamente de la superficie.

Larva de tricóptero en su funda.

3. Moscas de los juncos. Estos insectos cuando son adultos se parecen un poco a las palomillas o polillas (Lepidoptera), cuando son larvas es cuando habitan los humedales. También conocidos como insectos arquitectos porque sus larvas construyen  fundas con diferentes materiales que pegan con seda que produce la misma larva. Las fundas tienen en su composición pequeñas conchas de caracoles, trozos de plantas, arena, madera y pequeñas rocas. Un dato curioso de estos insectos es que por ser una presa de peces, se han desarrollado cebos con su apariencia.

¿Hay un humedal cerca de tí?

Los animales presentados aquí son una pequeñísima muestra de la biodiversidad que convive en los humedales del mundo.

Millones de años de evolución han dado como resultado estos maravillosos sitios que mitigan el cambio climático, proveen de sitios para la recreación y el turismo, purifican el agua y controlan las inundaciones.

Una acción para ayudar a su protección es el conocer sus componentes, visitarlos, reconocer sus funciones y propagar ese conocimiento con los demás.

Seguramente cerca de ti hay un humedal que puedes visitar de manera responsable.

Algunas sugerencias (sacadas de las lista de Sitios Ramsar), si  estás en:

  • Argentina – La Reserva Natural Otamendi (Buenos Aires)
  • Canadá – Creston Valley (Columbia Británica)
  • Chile – Parque Andino Juncal (Valparaiso)
  • Colombia – la Laguna de la Cocha (Nariño)
  • España – Doñana (Andalucía)
  • Estados Unidos -Laguna de Bolinas (California)
  • México – La Laguna de Tamiahua (Veracruz), la Laguna Barra de Navidad (Jalisco), el Baño de San Ignacio (Nuevo León), la Laguna de Yuriria (Guanajuato), la Presa Valsequillo (Puebla).
  • Perú – Complejo de humedales del Abanico del río Pastaza (Loreto)
  • Venezuela – la Laguna de Tacarigua (Miranda)

Por lo pronto yo me voy al Manantial de La Mintzita (corazón en purépecha) a observar aves. Seguro que me encuentro una jacana.

Saludos

Adrián y La mantis comunicadora

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s